Daddy Yankee en Ludwigsburg (03-06-2017)

Las puertas del MHP Arena en Ludwigsburg abrían a las seis de la tarde. Pero ya que el viaje de Sindelfingen hasta Ludwigsburg es un poco largo, llegamos allí recién a las ocho de la tarde. Habían decenas de personas sentados en las escaleras frente a la arena, tomando para “empilarse” antes del concierto. El concierto empezó como a las nueve y media de la noche, después de algo de cierto retraso, pues se esperaba que comenzará a las nueve. Apenas llegó y toda la hora y media que duró el concierto, Daddy Yankee demostró algo que no se puede observar en los videos de youtube, o escuchando su música por radio: la pasión de Daddy Yankee es la música! y él lo transmite durante sus conciertos. Y demostró que tiene talento, cantando en vivo y improvisando canciones.

Daddy Yankee nació el 3 de Febrero de 1977 en Puerto Rico. Desde niño deseaba ser jugador profesional de béisbol. Pero a la edad de 17 años recibió un balazo en la pierna, lo que lo llevó después a dedicarse al 100 % a la música. Su sueño de ser deportista había acabado con aquel balazo. La bala la sigue teniendo en la pierna, ya que los doctores no se la pudieron sacar. Ya desde los 15 años hacía música, pero se encontraba entre la música y el deporte. Le tomó un año y algunos meses para poder recuperarse de esa herida. Hasta hoy tiene cierta cojera debido a esa herida, que algunos podrían confundir con la forma de caminar de alguien que hace Rap.

Recién el 2001 Daddy Yankee empezaba a tener éxito fuera de Puerto Rico. Para el 2001 tenía ya una carrera de 16 años, ya que el empezó a grabar canciones a los 15 años, cuando (cómo él dijo en su concierto) fue a tocarle la puerta a DJ Playero. Después de improvisar algo lo convenció y empezaron a trabajar juntos. Hoy, el 2017, ya con una carrera de 25 años y con una edad de 40 años, Daddy Yankee muestra mucha energía en el escenario, muestra una actitud humilde, y le encanta satisfacer a su público.

El concierto terminó a las once de la noche, algo temprano para muchos, pero una hora y media de concierto suele ser el estándar para un concierto. En el tren de Ludwigsburg rumbo a Stuttgart, había una pareja de alemanes. La chica y el chico eran rubios, y muy altos. Los dos eran fans de Daddy Yankee y estaban felices después del concierto. Por curiosidades de esa noche, un par de horas después, en el club Havanna de Stuttgart, la pareja se encontraba allí. Una pareja alemana que disfrutaba de la música latina. Es bueno ver que dos culturas, en este caso la cultura latina y la cultura alemana, aprenden y gustan de la otra.

“Con esfuerzo y dedicación muchas puertas se pueden abrir cuando uno se lo propone”

~ Anónimo (quizá de Daddy Yankee o por Daddy Yankee)

Alghedi