Nadie se interesa por tu alimentación, aparte de los que te quieren (Parte I)

„No comas dulces antes de la comida!“ grita tu madre a las 11 de la mañana, y uno nunca entendía el porqué. Cuando uno es niño a uno se le ocurre que la única razón es que la madre tiene envidia porque ella también quisiera comer dulces. „Come tus lentejas y come carne!“ y una ya está cansado de comer lentejas y carne, porque hay cosas más ricas, como por ejemplo chocolate, torta de chocolate, dulce de manzana, crema volteada, helados y muchísimas cosas más. Bueno, al parecer un tema muy simple, pero en realidad muchísimo más complejo de lo que podríamos pensar. Si piensas que la alimentación te afecta a ti, o a tu familia, estás totalmente desinformado. El tema de la alimentación es un tema mundial, y no me refiero a que cada ser humano tiene que comer, sino que me refiero a que los programas de alimentación en cada país son un ejemplo de la política de cada país. Hay excelente información en el internet, que curiosamente es algo más difícil que encontrar que la información sobre los productos de la industria de hoy. Esta información está a disponibilidad de todas las personas, así de todos los gobiernos. Qué tan bien un gobierno puede proveer a la población de esa información es un punto importantísimo. Si el país o gobierno provee a sus ciudadanos de valiosa información para la salud y/o ofrece un sistema de salud bueno para los habitantes, estamos hablando de un país que tiene mucho futuro y es competente en este sistema mundial. Si ese no es el caso, estamos hablando de un país con no sólo problemas de salud, sino también con problemas sociales, y que probablemente está en una escala baja de poder en este sistema mundial, y por énde, es más utilizado que útil. Y si piensas que una cosa no tiene nada que ver con lo otra, lamento decirte que vives en una burbuja, o simplemente no quieres ver el mundo tal como es. Este artículo y los que vendrán son muy críticos. Y puede que moleste a algunas personas, y les guste a otras personas. Yo escribo estos artículos con el conocimiento que tengo recolectando y experimentando hace algunos años, y por lo tanto me parece muy importante compartirlos sobre todo con aquellos que por diferentes razones no han conseguido esta información. Como siempre, uno al escribir tiene que tener la fortaleza de aceptar críticas, y en caso extremo de ignorarlas. En mi caso, yo doy la bienvenida a las críticas en cualquier momento, y las discusiones de alto nivel también son deseadas, porque sólo en las discusiones uno aprende del otro.

Mi investigación empezó con un sólo hecho, un hecho muy simple que a la mayoría de los hispanos hablantes no les sorprenderá al principio. Digo hispano hablantes porque esta situación no se da en países europeos. Desconozco las costumbres en países de otros continentes, por eso me concentro en la comparación de estos dos mundos (hispano hablantes y con eso me refiero principalmente a Suramérica y a Europa). En el almuerzo o en el desayuno vemos que las bebidas más consumidas en Europa son el café, el té, y de vez en cuando una gaseosa. Jugos naturales se consumen muy poco ya que obviamente las frutas sólo son producidas en algunos países europeos, y la calidad de estas después del transporte no es muy buena, por lo tanto es el consumo de jugos naturales no muy alto. Lo que si hay es una gran cantidad de jugos empaquetados. La producción exacta me es desconocida, pero el procedimiento normal es hacer polvo de las frutas en los países productores de frutas para luego diluírlas nuevamente en Europa y venderlas como jugos. Bebidas gaseosas son consumidas moderadamente. Por otro lado en los países del sur y centro del continente americano tenemos el consumo extremo de bebidas gaseosas por diferentes razones. Sean porque están de moda, o porque significa un cierto estándar de vida. Lo contradictorio e incluso tonto de esta situación es que el suelo de Suramérica produce una gran cantidad de fruta y por lo tanto no cuesta mucho, en comparación con las bebidas gaseosas. Mientras en otro lado del mundo las personas y la industria desarrolla su tecnología para proveer al mercado con una infinidad de jugos empaquetados, y también en mejorar la transportación para que la fruta llegue fresca y apta para el consumo (piña, platanos, aguacate o palta, mandarina, naranjas, melones, etc hasta el infinito). ¿En qué momento empezaron a consumir los Suraméricanos bebidas gaseosas por un precio elevado para dejar de consumir la fruta que está tan barata y a la vez en muy nutritiva, mientras en Europa la industria hace lo posible para transportar la mayor cantidad de fruta fresca o procesada al continente? Es una pregunta muy simple, pero para poder responderla se necesita de una respuesta compleja. En Perú se conoce el refrán que Perú es un mendigo sentado sobre un banco de oro. Y la frase es más cierto de los que muchos creerán. Perú está sentado sobre un banco de oro, pero algunos no quieren que aquella persona sentada sobre ese banco de oro se de cuenta que está sentada sobre un banco de oro macizo. ¿Y si yo no quiere que alguien se de cuenta de algo, qué hago? Pues trato de convencerlo de que las maravillas se encuentran en otro lado, y le bajo el valor (menospreciar) todo lo que le pertenece al país. Así es más fácil apoderarse de las cosas de valor. Ahora quizá todo suene algo apocalíptico, pero en el mundo de los negocios las cosas funcionan así. Y dinero significa economía, economía significa tener gente saludable que esté muy bien educada, que trabaje muy fuerte y consiga éxitos para el país. El tema de este artículo y de los que vendrán se concentran en la alimentación. Pero si pones atención podrás sacar conclusiones para otros temas. No te olvides de que en este mundo todo esta conectado. La alimentación, la salud, la vestimenta, la tecnología y la educación son caras o perspectivas de una misma montaña. No puedes ignorar una parte y tener mucho de la otra. Es imposible.

Con esto termino este primer artículo. En el siguiente hablaré de dos libros que recomiendo a cualquiera que quiera aprender sobre la alimentación actual (y antigua). Y empezaré a dar ejemplos de la alimentación actual y antigua en Perú. Todos sabemos que Perú hoy es una potencia de la gastronomía, por lo tanto estamos bendecidos por la madre tierra por una gran cantidad de productos naturales que nos puede proveer de todo los nutrientes necesarios para crecer sanos y fuertes. La buena alimentación es un pilar del desarrollo excelente de un país, y Perú tiene con todo los productos que brinda la tierra ya uno de los requisitos cumplidos. Pero la historia aún no tiene un final feliz, y depende de todos nosotros darle un buen final. Hasta el siguiente artículo.

Alghedi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *